Principales ventajas de utilizar una moto eléctrica:

Comodidad de uso

  • La moto eléctrica es la solución a los inconvenientes del tráfico diario en nuestras ciudades. Eso es debido a la ausencia de ruidos, vibraciones, gases de escape, olores desagradables, lo cual agradecerá nuestro organismo y el de los demás.
  • En marcha, la entrega de potencia es instantánea desde motor parado, lo que la hace muy manejable, ágil y agradable de conducir.
  • No hay riesgos de quemaduras, ya que no tienen componentes que puedan quemarnos como los tubos de escape o el propio motor de las motos convencionales.
  • No se requiere ningún tipo de permiso especial. Se puede conducir cualquiera moto eléctrica con el tipo de carnet de moto actual que se necesita según sea la potencia, el peso y la velocidad máxima de cada moto. Exactamente lo mismo que con las motos de gasolina.
  • Existen motos eléctricas orientadas a las ciudades, y otros modelos de carretera, o de trail. Simplemente hay que elegir el que más se adapta a nuestras necesidades.

Carga de la batería

  • Las motos eléctricas tienen vocación urbana. Son una respuesta seria a los problemas ambientales de nuestras ciudades.
  • Es por eso que lo más apropiado es hacer una conducción cuidadosa y económica, buscando un consumo reducido, adecuando la velocidad. Sin embargo, según el modelo de moto eléctrica, se pueden alcanzar velocidades máximas de hasta 250 km/h, siendo lo más habitual velocidades de entre 100 y 130 km/h, más que suficiente para desenvolverse de una manera fluida en el tráfico.
  • Se calcula que un usuario de scooter o moto realiza un recorrido urbano promedio de 30 km al día en un uso intensivo. Teniendo en cuenta que el scooter con mediana autonomía llega a los 100 km, resulta que una sola carga dura tres días como mínimo, llegando a una semana completa en un uso normal, o dos semanas en un uso esporádico.
  • Por otra parte, hay motos para uso mixto urbano y carretera que alcanzan una autonomía de 250 km en ciudad o 150 km en carretera.
  • El tiempo de carga es muy variable según el modelo de moto, y está en función del tamaño de la batería y del tipo de cargador que se esté utilizando. Eso nos da un rango de unas 8 horas como máximo (carga nocturna habitualmente), habiendo modelos que consiguen la carga completa en tan solo una hora, o en 30 minutos (el tiempo de tomar un café) para alcanzar un 70% de carga, suficiente para proseguir un viaje en carretera.
  • En muchos casos las baterías son extraíbles y ligeras de transportar a un lugar cómodo para su recarga, que se hace desde un enchufe convencional.
  • Para usos más intensivos se puede recurrir a tener una segunda batería.

Protección del medioambiente

  • Las motos eléctricas son vehículos ecológicos respetuosos con el medio ambiente que utilizan energía limpia y hacen que la ciudad vuelva a ser un entorno agradable.
  • No generan emisiones contaminantes y evitan la contaminación acústica, lo que permite tener una ciudad libre de gases nocivos y sin ruidos de motores.
  • Ayudan a reducir la congestión del tráfico aumentando la fluidez general de circulación, lo que reduce la emisión de gases del resto de los vehículos, haciendo el entorno urbano mucho más agradable.

Economía de uso. Ahorro energético

  • Adiós a los gastos de gasolina y bienvenida a una energía mucho más limpia y barata, la energía eléctrica.
  • Con una moto eléctrica simplemente ya no hay que ir a la gasolinera, basta con conectarla a la red eléctrica.
  • Esto supone un ahorro del 90% de los costes de combustible en relación con un ciclomotor de combustión El ahorro económico en combustible es impresionante.
  • El rendimiento energético de un motor eléctrico es muy superior al de gasolina, y las pérdidas en la transmisión son muy bajas al no tener caja de cambios ni transmisión primaria o secundaria en la mayoría de los casos.
  • Debido a eso, una moto eléctrica tiene un consumo de energía mucho más eficiente, por lo que consume menos para hacer el mismo trayecto.

Ahorro de mantenimiento

  • Los gastos periódicos de mantenimiento son muy reducidos. No hay aceites ni filtros ni bujías. Los neumáticos y los frenos son mucho más duraderos
  • Además, hay muy pocos componentes en una moto eléctrica y pocas cosas que se pueden averiar, por eso el mantenimiento de este vehículo es muy bajo y las reparaciones más limpias y sencillas.
  • Por otra parte, hoy hay fabricantes que dan una garantía original de hasta 8 años para la batería. Esto ya no es un gasto de mantenimiento.

Garantía de funcionamiento

  • Además de la garantía de fábrica para el vehículo, la mayoría de las marcas ofrecen gratuitamente una amplia garantía de las baterías: entre 5 y 8 años.
  • El diseño y fabricación de baterías ha evolucionado de forma sorprendente. Ese es un asunto que ya no preocupa.

¡Despreocúpate!